Editorial: Un terremoto político en República Dominicana


Quirino Ernesto Paulino Castillo ha causado un terremoto político en República Dominicana.

Hoy, la credibilidad de un narcotraficante, cero, nada, alimenta el morbo de muchos.
Y queremos hacer varias preguntas en contexto:

¿Cómo es posible que un narcotraficante, un delincuente, haya logrado lo que ningún opositor o enemigo?  Poner en duda, herir de gravedad, la credibilidad de Leonel Fernández, uno de los presidentes más populares del país y del continente, y el primer líder de su organización política en llegar a la presidencia.

De Paulino Castillo, el capo, se puede decir que fue extraditado a Estados Unidos, donde se convirtió en soplón, por el ex mandatario al que ahora acusa de entregarle millones. Esta es la venganza de Quirino.

De Fernández; que ha ganado tres elecciones en primera vuelta y que fue protagonista del triunfo del actual presidente, entre muchos logros.

Quirino, ¿es el único que difama al ex presidente o también quienes se hacen eco de sus declaraciones, sin cuestionarlas?

¿Cómo es posible que sus entrevistadores, jamás le preguntaran a Quirino, “no te da vergüenza hablar públicamente, cuando eres un narcotraficante, un peligro para la sociedad dominicana y la estadounidense?

¿Con qué autoridad moral hablas?

¿En nombre de la libertad de expresión le permitiremos a un ex prisionero, dar cátedra de seriedad, de honestidad a todo un pais?

Habrá que ver! Porque en medio de este huracán mediático, van a caerse muchos árboles, que jamás han dado frutos.

 

 

 

 



Relacionadas

Comentarios