Editorial: Señor Presidente, no lo permita!


Separar a padres de sus hijos, condenar a niños nacidos en República Dominicana a un futuro incierto, por ser descendientes de inmigrantes haitianos, es un acto de crueldad, es la negación de lo que es ser dominicano, de lo que es la nación dominicana.

No lo permita Señor Presidente!

Haga lo correcto para estas familias inmigrantes que en su mayoría se dedican a trabajar de sol a sol.

El Informador le pide que les dé una nueva oportunidad a estos inmigrantes, porque es en República Dominicana donde tienen la oportunidad de soñar con un mejor futuro, no importa el país donde nacieron.

Las imágenes de policías golpeando a inmigrantes haitianos y lanzando gas lacrimógeno envían un mensaje erróneo al mundo.

Señor Presidente, usted es el líder de una nación democrática que puede ser ejemplo para otros países en materia de inmigración.

Apruebe una prorroga, abra las puertas de la esperanza para miles de inmigrantes. Es lo correcto, es lo acertado, es lo que haría un presidente dispuesto a abrirle los brazos al futuro.



Relacionadas

Comentarios