Editorial: ¿Es que ya lo olvidaron?


Con el debido respeto, sabemos que Estados Unidos hacia dentro es una gran democracia, donde los policías blancos todavía se sienten con el derecho de asesinar sin misericordia a civiles negros.

¿O ya lo olvidaron?

Donde una parte de la población todavía odia la idea de que su presidente es negro con el nombre de Barack Hussein Obama, hijo de un keniano con una estadounidense blanca, y quien nació en Hawaii, un territorio estadounidense.

A Obama, le han cuestionado su nacionalidad. Su patriotismo y amor por Estados Unidos, como se atrevió a hacerlo el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani. ¿Ya lo olvidaron?

Hacia afuera, Estados Unidos exige tanto, que parecería que olvidó su propia historia de esclavizar por décadas a cientos de miles de negros, a quienes el KKK ahorcaba sin haber cometido ningún delito. Sólo por ser negros. ¿Lo recuerdan?

Ese mismo país que apoyó gobiernos dictatoriales, fraguó asesinatos de dignatarios y hasta de su propio presidente, es también el único que ha usado bombas nucleares contra otras naciones, matando a cientos de miles de personas inocentes.

Hacia dentro, un joven blanco puede entrar a una iglesia a masacrar a tiros a nueve afroamericanos que oraban. Sin embargo, a un afroamericano lo estrangula un policía por vender cigarrillos en Nueva York.

Hacia afuera, le dan malas calificaciones y ponen en listas negras a países que no hacen “lo suficiente” para combatir el narcotráfico.

Hacia adentro, es el mayor consumidor del mundo de cualquier droga prohibida.

Hacia afuera, critican a los gobiernos pero no a sus poblaciones, porque siempre quieren hacerse los simpáticos con la mayoría.

Por eso cuando tratan de destruir la imagen del gobierno del Presidente Danilo Medina, acusándolo de repatriar a haitianos de una manera inhumana, se aseguran de aclarar que no critican al pueblo dominicano, pero una vez más se equivoca Estados Unidos.

Son los mismos dominicanos, o una gran mayoría de ellos, los que quieren que se resuelva el estatus de los inmigrantes haitianos.

Hacia dentro, imponen un régimen de terror a los inmigrantes que van a trabajar, y cuando quieren ganarse el favor de una parte de la población americana blanca, acusan a los inmigrantes de traer drogas, crímines y ser violadores, como dijo Donald Trump sobre los mexicanos. ¿Ya lo olvidaron?

Hacia afuera, son los que piden que se respeten los derechos de los indocumentados haitianos que no se acogieron a los beneficios que durante mucho tiempo ofreció el Plan de Regularización de Estatus en República Dominicana.

Qué difícil se le hace a ciertos grupos en Estados Unidos aceptar que República Dominicana es un país soberano, capaz de aprender de sus propios errores.

¿Esclaviza República Dominicana a los haitianos, como lo hizo Estados Unidos con los afroamericanos?

¿Matan en RD en cualquier esquina a un haitiano?

¿Entran a iglesias para masacrar a haitianos?

Alguien dirá, ¿cómo se atreven a hacer esa comparación, con el glorioso Estados Unidos?  You’re out of your mind!

¿Saben cuántos inmigrantes deporta EEUU cada año?

Los suficientes para llenar un país completo!

¿O es que también ya lo olvidaron?



Relacionadas

Comentarios